Dead Space es una de mis sagas preferidas. Una de las razones por la que me guste tanto es que, aparte de parecerse a obras de ciencia ficción y terror del cine como las películas de La Cosa, es que se parece mucho a la saga Alien,  también de mis películas favoritas. Y se parece tanto a las películas de Alien que hasta los propios juegos siguen un poco el cambio de aires de cada una de las películas: Dead Space se parece a Alien: El Octavo Pasajero, con una historia no muy profunda donde importa más sobrevivir y tener valor para moverse entre la oscuridad de una nave espacial donde hay peligros en cada esquina. Dead Space 2 es como Aliens: El Regreso (Alien 2), donde la acción transcurre en una colonia en un planeta y hay más variedad de criaturas que quieren matarte, con bastante más acción y armas para defenderte que en la primera parte. Y Dead Space 3 sí, se parece a Alien 3, siendo el escenario (en su mayoría) un planeta de clima peligroso y difícil en la que la acción y atmósfera intentan parecerse más al de la primera parte que al de la segunda.

Dead Space 3

En este caso la historia ha ganado algo más de peso. En el primer juego no encontrábamos diálogos entre personajes, ya que el protagonista no hablaba, ni escenas cinemáticas que narrasen la historia. En el segundo arreglaron esta falta de narrativa añadiendo diálogos y escenas, que han sabido mantener en el tercero. Ahora la historia continúa con el misterio del origen de las efigies y de los necromorfos. Isaac, como en el tema de matar bichos deformes y cargarse efigies es ya un experto, está en el punto de mira de unos fanáticos religiosos extremistas pertenecientes a la Iglesia de la Uniología que quieren matarlo para que no siga con su misión de salvar al Universo destruyendo a esta raza y ellos puedan “volver a la vida”, como tan suavemente llaman ellos a que un bicho espacial lleno de pinchos y tentáculos les abra la cabeza tras su muerte y los reviva transformándolos en cadáveres deformes y peligrosos. Y Isaac, como siempre, a obedecer y hacer los recados de otros desde que el pobre se sacó la licencia de ingeniero, así que le toca ayudar a unos conocidos suyos de la segunda parte, cortadora de plasma en mano, yendo al que se supone es el planeta de origen de los necromorfos y las efigies.

Dead Space 3

Una de las diferencias que más llama la atención con respecto a los juegos anteriores es que han implementado un sistema muy básico de coberturas. Algunos enemigos son humanos de esta secta de la Uniología, y como tienen inteligencia (aunque no mucha) te acorralan y te disparan desde coberturas. No es un sistema como Gears of War, Uncharted o muchos otros, donde hay un botón para ocultarse, asomarse y demás. Aquí vemos una defensa, pulsamos un botón para ponernos de cuclillas y a disparar. Al principio choca ver este tipo de jugabilidad en un Dead Space, pero más adelante se agradece, aunque ya que han metido una novedad como ésta en la saga podían haber mejorado el sistema. Otra diferencia es que han quitado el modo multijugador competitivo del 2 que era algo totalmente innecesario en su día, pero han metido uno cooperativo que es muy interesante. Es sólo on-line, así que nada de pantallas partidas ni dos jugadores en la consola. El segundo jugador maneja a John Carver, un soldado que ayuda a Isaac y al resto durante todo el juego. Hay que decir que aún jugando solo, Carver te acompaña apareciendo durante las cinemáticas, para dar sensación de compañía y para justificar las escenas jugando en cooperativo, para qué engañarnos. El cooperativo es esencialmente útil para completar el juego al 100% consiguiendo coleccionables varios y descubriendo áreas que sólo se abren cuando juegan dos personas, además de hacer el juego más fácil siendo dos, sobre todo para completar algunos niveles de dificultad posteriores que son, literalmente, un infierno.

Dead Space 3

Y como parte de más novedades tenemos el sistema de creación de armas, o usando una palabra más familiar y de moda, “sistema de crafteo”. En las bases de recursos podemos crear armas con piezas que vamos recogiendo de diferentes partes del escenario y experimentando con ellas para descubrir qué tipo de arma nos sale, o crear armas con varios planos que nos indican qué arma vamos a crear de base. Para recoger recursos podemos cogerlos nosotros mismos o con un dron radiocontrol, nuevo en este juego, que a modo de radar busca zonas ricas en recursos y podemos dejar explorando solo para que recoja todo lo que pille, hasta que tras varios minutos vuelve solo a la base de recursos siguiente que visitemos, dejando los materiales y volviendo a nuestro inventario para usarlo otra vez. Y hablando de recursos, al tener tantos tipos de armas y variedades ahora todas las armas comparten la misma munición, cosa que en un principio no me agradó por eso de quitarle emoción al juego y a tener escasa munición de cada tipo de arma e ir cambiándolas, pero con el paso del tiempo la verdad es que te salva la vida.

Dead Space 3

El resto del juego es exactamente igual a los otros en lo que se refiere al uso de trajes, mejoras de salud, módulos de estabilización (para ralentizar objetos y enemigos, si os pillo leyendo esto y sois nuevos en la saga) y módulo de cinética (para agarrar o mover objetos pesados o lejanos). En apartado gráfico (excepto por los cambios climáticos de nieve, novedad en la saga), el tema de acción y movimientos espaciales con libertad en gravedad 0 son los mismos que en Dead Space 2, y en exploración y puzzles como en  Dead Space, así que tampoco se puede profundizar más en la manera de jugar o en el aspecto visual para los que ya han visto lo que hay en los dos primeros. Como juego de terror y supervivencia ha perdido bastante, ya que en el tema de recursos, munición y vida el juego prácticamente te regala lo que necesites, al menos en los modos más sencillos de dificultad. Me he llegado a encontrar todas las filas del inventario ocupadas por munición y botiquines en muchas ocasiones. Y no da tanto miedo como dio en su día Dead Space, por ejemplo me he sobresaltado una o dos veces a lo largo de la partida, cuando con el primer juego era bote tras bote jugándolo. Lo que sí destaca es la historia, que ha ganado en profundidad y en interés, añadiendo nuevos personajes, misterios y revelaciones sobre la saga y lo que ya se vio con anterioridad y, seguramente, veamos en los próximos juegos futuros de esta familia. Si alguno se estaba esperando que con Dead Space 3 se cerrase la historia, estabais muy equivocados.

Dead Space 3

Uno de los detalles que más me han gustado ha sido el de sonido y música ambiental. Dead Space ya gozaba de una ambientación sonora increíble que te metía dentro del juego, con pocas piezas musicales (sólo cuando la acción lo requería) y sonidos del escenario que te hacían plantearte si ese ruido había sido el de una tubería o tenías algo detrás que te estaba siguiendo. En este juego volvemos al mismo sistema de siempre: sonido ambiental para casi todo el juego y música en las situaciones más extremas o de acción. Pero lo que más me ha gustado ha sido un detalle que, como he dicho al comienzo del análisis, comparte con la saga Alien: el sonido ambiental en el espacio. Me quedé maravillado cuando, en los primeros capítulos del juego, sales a explorar unas estaciones espaciales para arreglar una nave y suena una pieza musical muy similar a ésta de la BSO de Alien: El Octavo Pasajero (a partir del minuto 1:08):

Buscando la BSO no he encontrado esa pieza musical, ya que no entra dentro de la misma al contar como sonido ambiente y no como melodía, pero no he sido el único fan del planeta en darse cuenta al “homenaje” que le hacen a esta película mítica:

Y hablando de sonido, como es habitual, viene doblado al castellano. Y no es un mal doblaje.

 

CONCLUSIÓN:

A pesar de lo chocante de sus diferencias si lo comparamos con los juegos anteriores, Dead Space 3 no es un mal juego, terminas acostumbrándote a los cambios y al final agradeces en ocasiones que la munición no escasee tanto y que puedas jugar con un amigo la historia principal. Obviamente ya no sorprende tanto y como juego de terror y supervivencia algo de su esencia original ha ido perdiendo por el camino. Si quieres disfrutarlo como se merece lo suyo es empezar a jugar por el nivel difícil. Merece mucho la pena por la historia y las preguntas sobre la saga que responde, así como otras nuevas que plantea. Si te gustó Dead Space y Dead Space 2 también te va a gustar éste.

Review
Dead Space 3
Compartir
Artículo anteriorGAME24: ¡ya en directo en Twitch!
Artículo siguienteRotación semanal League of Legends

“-He jugado a todo lo que pude desde niño y, ahora, a lo que en su día no pude.” Fanático de los videojuegos retro, arcade y actuales. Coleccionista empedernido de videojuegos, consolas, merchandising, figuras y ediciones de coleccionista. Podría tener un doctorado en cultura “friki”, si existiera tal titulación. Amante del cine, del anime, del manga y los cómics. Maestro especializado en Lenguas Extranjeras (Inglés).

PlayStation Network: squallleonhart8
Nintendo 3DS: 4270-3488-5330
Steam: squallleonhart888
Origin: squallleonhart89
League of Legends: Itica

No hay comentarios

Dejar respuesta