Érase una vez un hombre que había leído muchísimas historias, cuentos y relatos de aventuras a lo largo de su vida, pero un día se aburrió de los libros que leía y compraba día sí y día no. Hastiado, se marchó a un bosque lejano, en el que le habían dicho que vivía un poderoso mago de una orden llamada “Vanillaware“. Esta orden era famosa por crear cuentos mágicos, que se decían trasladaban al lector, literalmente, dentro de sus páginas para sentirse como los protagonistas de las aventuras que narraban. Su líder, el llamado Sabio Kamitani, le recibió con los brazos abiertos. “-¡No busques más, tengo aquí exactamente el libro que necesitas!“, dijo extendiendo su brazo y dándole al hombre un libro de hermoso aspecto, con unas letras doradas en la portada que formaban las palabras “Dragon’s Crown“. El lector se marchó a casa, libro en la mano, y una vez llegó a sus aposentos abrió el tomo.

Dragon's Crown 6

Una magia extraña salió del libro y agarró al hombre, que lo hizo desaparecer de su asiento y lo metió en sus páginas. En una oscuridad absoluta, escuchó una voz. “-Dime, ¿qué quieres ser? ¿Cómo quieres vivir tu aventura? ¿Te gustaría ser un enorme y valiente Guerrero de brillante armadura, un forzudo y bravo Enano luchador, o quizás un sabio y poderoso Mago ofensivo? A lo mejor preferirías ser una ágil y dura Amazona, una pequeña y mortífera con el arco Elfa, o prefieras ser una atractiva Hechicera.” El hombre abrió los ojos y ya era uno de esos personajes. Estaba dentro de una taberna junto con otros aventureros: algunos formaban parte de la historia del libro y otros eran seres humanos como él que estaban leyendo el Dragon’s Crown y haciendo el papel de sus avatares. Allí conoció a Rannie, un pícaro ladrón que prometió acompañarle en todas sus peligrosas aventuras para abrirle puertas o cofres cerrados, con tal de quedarse con una parte de sus tesoros. El héroe sabía que podía ir sólo con Rannie a buscar aventuras, pero prefirió ir acompañado de otros tres lectores para no sentirse solo durante el viaje que iba a comenzar.

Dragon's Crown 8

Al salir de la taberna, se encontró en medio de una ciudad llamada “Vanillaware“, como la orden de los magos del Sabio Kamitani que escribieron el libro. Allí pasó por un templo en el que un monje explicó que en ese reino rezaban a tres grandes diosas que, por un precio, ofrecían favores a los héroes, como encontrar más tesoros, extender su vitalidad o hacerles más sabios. Allí también había una tienda que vendía toda clase de productos y equipamientos, así como un útil servicio de reparación de armas y armaduras; y una torre de un sabio mago que vendía hechizos. La misma voz que habló al héroe al entrar en el libro narraba todo lo que pasaba según nuestros aventureros avanzaban por la historia, y les ordenó ir al castillo de la ciudad. Allí descubrieron qué motivos tenían para vivir aquella aventura: una joven heredera al trono les reclamó hacer una serie de misiones que consistían en recuperar ciertos objetos para el reino, el último de ellos era el Dragon’s Crown, una corona que se contaba poseía el poder necesario para controlar a los dragones, sobre todo a un mítico dragón legendario. Excitados por empezar su aventura, se dirigieron al Gremio de Aventureros de la ciudad para recibir sus encargos. Allí, el líder del Gremio les daba sus misiones principales y otros encargos menores que eran recompensados con oro o por la simple experiencia de completarlos. Una vez terminados, el líder dijo que podía mejorar sus habilidades para hacerlos más fuertes, resistentes, poderosos, o enseñarles nuevas habilidades en el arte del combate.

Dragon's Crown 2

Con el equipo preparado y la confianza puesta en sus compañeros, el héroe se dirigió a las puertas de la ciudad, donde podía salir de allí caminando o a caballo, siendo la única diferencia en que si caminaba podía perderse hasta llegar a su destino y acabar en algún lugar impreciso, pero a caballo llegaba exactamente a donde él quería. En la entrada había un antiquísimo coliseo, una arena de combate que en su día vio a duros gladiadores combatir hasta la muerte. Una voz invitaba a los guerreros a combatir entre ellos para demostrar quién era más fuerte. Pero por ahora, y con tantas ganas de vivir aventuras, el lector decidió avanzar más allá de las montañas con sus compañeros. Cuando el grupo deambuló por las afueras se encontraron con nueve caminos diferentes que los llevaban a lugares distintos: Una peligrosa cueva llena de piratas; Una ciudad asediada por hordas de orcos; Un siniestro castillo habitado por vampiros y muertos vivientes; Las ruinas de una antigua civilización; Un laberinto subterráneo creado por un mago; Un santuario olvidado que oculta infernales propósitos; Una torre donde unos oscuros magos juegan peligrosamente con la alquimia; Los bosques más oscuros y laberínticos; La antigua capital del reino, ahora tomada por un poderoso dragón. En cada lugar podían elegir, a su vez, cómo sortear los peligros y acabar sus misiones: podían seguir en línea recta en cada zona y acabar con un jefe que les esperaba al final del camino, o elegir a mitad del recorrido si querían afrontar peligros mucho mayores para conseguir unas reliquias conocidas como “talismanes” que necesitaban reunir, pero como consecuencia debían enfrentarse a un enemigo final mucho más poderoso de lo que podían imaginar. En cualquier caso, ambos caminos estaban llenos de enemigos que eliminar, zonas que explorar y, con suerte, algún arma, montura animal o utensilio que podían usar para hacer más fácil su misión. En principio, los héroes eligieron los caminos fáciles, pero una vez que volvían al Gremio y se hacían más fuertes decidieron regresar a aquellas zonas difíciles y terminar sus encargos con soltura. Además, Rannie siempre estaba allí para echar una mano abriendo puertas o cofres. Aunque no estorbaba a la compañía de aventureros, de vez en cuando se acercaba a ellos para recoger algunas monedas que se dejaban por el camino.

Dragon's Crown 7

Si algo le agradaba al héroe de sus aventuras era lo hermoso que resultaba aquel mundo. Recordaba todas las historias que había leído a lo largo de su vida, y aunque algunas tenían lugar en mundos complejos y enormes, no tenían la belleza que se encontró dentro de Dragon’s Crown. Cada sitio al que accedía le recordaban a hermosas obras de arte pintadas en un lienzo con preciosas pinturas, cuadros llenos de detalles que parecían transportarte a lugares mágicos. De vez en cuando escuchaba melodías que le acompañaban en sus aventuras: algunas le transmitían calma cuando necesitaba un respiro y otras le animaban a combatir cuando sus fuerzas flaqueaban ante sus enemigos. Aparte, el narrador siempre estaba allí haciéndole compañía y le ayudaba con pistas por si a nuestro héroe se le pasaba algo por alto.

Dragon's Crown 5

Con el paso de la aventura el héroe se despidió de su grupo inicial de compañeros, pero conoció a otros nuevos que le acompañaron durante sus periplos, algunos guerreros que el propio libro le mandaba para ayudar, que él había rescatado por sus aventuras recuperando sus muertos huesos y reanimándolos en el templo de la ciudad, y otros eran nuevos lectores que estaban leyendo su Dragon’s Crown propio. El único deseo del héroe era hacerse cada vez más fuerte para poder conseguir la corona, así que de vez en cuando volvía a aquellos campos de batalla que ya había visitado para volver a luchar, a veces él solo y otras veces iba acompañado, si así lo deseaba. Si los héroes luchaban en las zonas, una tras otra y sin descanso, notaban que sus equipamientos se resentían y tenían que llevar varias mochilas para poder usar otras armas y armaduras sin quebrarlas, pero a su vez veían incrementada su sabiduría y experiencia de combate que canjeaban en el Gremio para hacerse aún más fuertes, así como aumentaban sus probabilidades y suerte de encontrarse nuevas armas y armaduras más poderosas ocultas en cofres. Después de combatir, el grupo paraba por la noche cada tres misiones para descansar y preparar un banquete, y tras comer se sentían llenos de vida y fuerza para su siguiente aventura. Si por el contrario volvían a luchar en las zonas, pero con la seguridad y descanso que daba el volver a la ciudad tras cada misión, notaban que se hacían más fuertes, pero lentamente.

Dragon's Crown 4

Una vez que el héroe consiguió la corona y llevó la paz al reino, y tras completar todas las misiones secundarias que el Gremio le mandó, a pesar de que parecía que no quedaba más que hacer, el narrador le contó que podía volver a vivir otras dos veces esta gran aventura desde el comienzo, pero gracias a las diosas podía aumentar todavía más su experiencia para volverse aún más poderoso, y retando a nuestros aventureros a derrotar a criaturas más letales durante la aventura. La sorpresa le llegó un día a nuestro amigo lector cuando, sin previo aviso, el mago Kamitani apareció ante él y le ofreció completamente gratis añadir más páginas al Dragon’s Crown. De buen agrado el lector aceptó. ¡Y quién no! En el mundo que le había tocado vivir, los libros no eran precisamente baratos, y mucho menos los volúmenes complementarios que de por sí debían estar incluidos en los tomos. El hombre se sintió agradecido, ya que pocos autores, y mucho menos un mago, regalaban experiencias nuevas a sus lectores sólo por el apoyo recibido y las ganas de mantenerlos satisfechos.

Dragon's Crown 9

Así que el héroe, cuando volvió a abrir el Dragon’s Crown, se encontró conque podía vivir su aventura por cuarta vez, con mayor aumento de su propio nivel de experiencia, que se veía bloqueado anteriormente al llegar a cierto nivel, aumentándolo hasta más del doble de lo anterior. Y qué sorpresa se llevó el grupo de aventureros al salir de la ciudad y contemplar una inmensa Torre gigante que se perdía en la vista allende las nubes. Cuando decidieron explorarla entraron a un lugar mágico compuesto de zonas que ya recordaban de sus nueve caminos anteriores, pero cada vez que entraban a un piso de la torre eran totalmente aleatorias. Al completar cada piso recibían una cantidad razonable de tesoros y experiencia. ¡Rannie se volvía loco con tanto oro! Subieron y subieron, y cuanto más subían más difícil se hacía superar sus retos, pero mejores tesoros se encontraban en cada estancia. Aún así, por mucho que subieran, comprobaron que la torre no tenía fin y podían volver a entrar en ella a placer por el simple hecho de divertirse con las luchas o demostrar su valía. Cuando volvieron a la taberna a comprobar su nuevo y reluciente botín, se alegraron tremendamente por el gesto altruista tan importante de Kamitani. ¡Larga vida al mago!

Dragon's Crown 3

Mas hubo un momento en que el lector llegó a ser un poderoso héroe y completó el Dragon’s Crown, y cuando dejó de leer volvió al mundo real. Se sintió alegre, satisfecho y lleno con la experiencia que había vivido, ya que nunca antes había leído un libro tan entretenido, completo, hermoso y a la vez tan satisfactorio de leer de principio a fin. Supo que, aún volviendo a leer todos los libros que tenía en su biblioteca, y los que le quedaban por leer el resto de su vida, no volvería a vivir una aventura como esa. Dragon’s Crown le marcó para siempre, pues era en esencia igual que los cuentos que él mismo había leído cientos de veces cuando era un niño, aquellos en los que se gastó cientos de monedas cuando disponía de ellas, pero lo vivió como una experiencia completamente nueva, recibiendo felizmente a este mágico tomo que le hizo olvidar a todos los que ya tenía en su estantería. Y a pesar de todo podía volver a ese fantástico mundo para aumentar la presteza de su avatar, seguir explorando la infinita Torre o, por qué no, comenzar su aventura de nuevo pero convirtiéndose en otro personaje diferente a su héroe anterior. Desde el día que le dieron el libro y abrió Dragon’s Crown había encontrado una obra maestra que recordarían él y todos los que pudieron leerlo durante el resto de su vida.

Dragon's Crown 1

Fin.

Review
Dragon's Crown
Compartir
Artículo anteriorTUTORIAL DE COSPLAY. Atenea parte 1: corpiño y collar. Procesos útiles para partes de armadura.
Artículo siguienteTUTORIAL DE COSPLAY. Atenea parte 2: bastón. Procesos útiles para fabricar PROPS.

“-He jugado a todo lo que pude desde niño y, ahora, a lo que en su día no pude.” Fanático de los videojuegos retro, arcade y actuales. Coleccionista empedernido de videojuegos, consolas, merchandising, figuras y ediciones de coleccionista. Podría tener un doctorado en cultura “friki”, si existiera tal titulación. Amante del cine, del anime, del manga y los cómics. Maestro especializado en Lenguas Extranjeras (Inglés).

PlayStation Network: squallleonhart8
Nintendo 3DS: 4270-3488-5330
Steam: squallleonhart888
Origin: squallleonhart89
League of Legends: Itica

3 Comentarios

  1. Me encanta cómo has metido mierda a los DLC de pago disimuladamente xD.

    Un artículo genial y muy muy trabajado, da gusto leerte cuando le pones tantas ganas. ¡Ahora tengo ganas de jugármelo yo!

  2. Me fornicaba al artículo, al juego y a tí <3.

    A ver si baja de precio y me lo compro que todo el mundo habla maravillas del juego.

Dejar respuesta