Para los que no sabéis de qué va el tema, os voy a dejar primero el trailer de este nuevo juego anunciado recientemente. Por favor, primero miradlo entero y luego disponeos a leer.

AVISO: Violencia gráfica explícita.

“-Mi nombre no es importante. Lo que importa es lo que voy a hacer. Odio este puto mundo, y a los humanos que son como gusanos que se alimentan de cadáveres. Mi vida entera es tan sólo un amargo odio, y siempre quise morir violentamente. Es el momento de la venganza, y ni una vida merece ser salvada, así que pondré en la tumba a tantos como pueda. Es mi momento para matar, y mi momento para morir. Mi cruzada genocida comienza, aquí.”

Y con estas palabras dichas por su protagonista comienza Hatred, juego desarrollado por el estudio independiente Destructive Creations. Bajo la premisa de ser un hombre que se ha cansado de ver que la vida es una basura, y que para él todos los humanos somos escoria, decide armarse y salir a la calle desde la puerta de su casa para matar a todo civil o policía que se ponga por delante, sin distinción. Y el genocidio sólo acabará cuando él muera. Para empezar, hablamos de un juego que tiene pinta de ser un shooter de vista isométrica muy parecido a lo que se ha visto en Dead Nation y similares, que sigue la temática de la famosa saga Postal en cuestión de que la diversión viene de matar sin distinción. Pero en vez de hacerlo de una forma satírica o a veces cómica sin tomarse en serio a sí mismo para quitarle “aspereza” al tema (como mismamente hace Postal), aquí vemos que la cosa se pone muy seria: el mundo en blanco y negro (que supongo es una representación de cómo ve la vida este psicópata), la violencia tan extrema y el acercamiento de la cámara para presenciar los asesinatos más viscerales de cerca y con detalle. Supongo que la matanza (la partida) termina cuando la policía acaba con la vida del jugador, y me imagino salga una pantalla de puntuación con el número de asesinatos y si han sido brutales o no.

Hatred 3

En mi opinión, el juego ha sido planteado así para llegar a la polémica fácil y conseguir publicidad, que hablen de él, para que sea conocido. Después, para que cuando los países que decidan no ponerlo a la venta se haga un juego demandado y buscado para ser jugado (así somos de morbosos…). Pero por otra parte, me gustaría pensar que si algo de todo este asunto tiene su parte positiva es de que quizás esta cultura y arte tan joven al que llamamos videojuego ha alcanzado la madurez suficiente para plantear un tema tan serio y que vea “luz verde” para salir a la venta y ser publicado. A lo mejor Hatred es el primero en conseguirlo, pero personalmente afirmo que no creo que sea así. Y más cuando hasta los que han diseñado el propio motor del juego (que no han tenido nada que ver con el desarrollo, el estudio ha cogido el motor y ya), que son Epic y su motor Unreal Engine 4, se han querido desligar oficialmente del juego, a pesar de que ellos no han tenido nada que ver.

Muchos se preguntarán: ¿Qué tiene este juego que ha desatado la polémica por su violencia? ¿Acaso un GTA, un Assassin’s Creed, un Postal o cualquier juego similar no es violento? El tema es que lo que plantea Hatred, a diferencia de otros, es la seriedad con la que trata los asesinatos. El protagonista no tiene como objetivo salvar al mundo, ni defenderse de sus atacantes ni nada similar: él mata porque quiere, porque cree que es lo correcto y su misión en la vida. El tema de que el juego se tome tan en serio a sí mismo es lo que preocupa. Obviamente no han tardado en saltar las alarmas desde que se anunció, y cientos de páginas webs, asociaciones y prensa en general ya han tachado al título como algo repugnante, abominable e inconcebible para ser publicado o puesto a la venta. El mismo gobierno de Estados Unidos está intentando prohibir su comercialización a pesar de que aún no ha salido a la venta (hasta mediados de 2015), ya que ellos ven este tema como algo delicado teniendo en cuenta el alto número de genocidios de civiles que han vivido en institutos o de asaltantes por la calle. Pero podría entrar aquí el debate por la doble moral americana y el “mejor prohibir el juego que prohibir la venta de armas en nuestro país”, pero eso es otra historia.

Hatred 1

Algunos medios comentan que varios desarrolladores del juego muestran ideas nacionalistas, xenófobas, violentas y de ultra-derecha, o eso manifiestan algunos de ellos en sus perfiles de redes sociales, como Facebook. También se teme por si el juego pueda esconder algún mensaje de estos tipos avanzando la historia o si también puedan ser algunos de los motivos por los que se mueve el protagonista para hacer lo que hace. Así que si ya era malo que fueras un asesino por tener odio al mundo, puede ser mucho peor si lo que odias es a una raza o grupo social y ése sea uno de los motivos que te impulsan a matar inocentes.

Termino señalando que el juego sólo sale para PC y, supongo, por descarga digital. Puede que sea porque el estudio es independiente y sólo pueda sacarlo en PC, pero quiero pensar que si le presentan la idea a una compañía para su descarga, como puede ser Sony, Microsoft o Nintendo, no les iban a dar el visto bueno (sobre todo la última). Tampoco se sabe en qué plataformas de descarga aparecerá o si lo hará en formato físico. Lo que está claro es que la atención mediática y la publicidad ya la han obtenido, pero creo que es demasiado pronto aún para que un juego con esta temática salga a la luz de manera comercial. Nos falta madurez para jugar algo así, a los jugadores sin ser vistos como unos psicópatas antisociales y a la prensa y no jugadores para darse cuenta de que es algo irreal y que los videojuegos pueden tratar temas tan adultos como éste. Igualmente pienso que éste juego es una salvajada. ¿Hasta dónde está bien cruzar la línea de la violencia en un videojuego sin ser una violencia “políticamente correcta y justificada”?

Hatred 2

2 Comentarios

  1. Muy buen artículo. Respecto al tema, creo que se han pasado un poco de la raya. Llevo jugando toda la vida a videojuegos, entre los que se incluyen juegos bastante violentos como Postal 2, God of War (este en menor medida), Condemned, etc. Y nunca había sentido el malestar que he sentido al ver el vídeo, en estos otros juegos la violencia al menos venía justificada de una u otra forma, y ciertos casos de lo bruto que era resultaba hasta cómica, como en el caso de Postal. Pero en este lo veo un sinsentido, es matar por matar de una forma fría he incoherente (que posiblemente no sea el primer juego que lo haga pero sí el que lo hace de una forma más directa y sin ningún tipo de filtro) y si a esto ya encima le sumas las afiliaciones de algunos de sus desarrolladores, pues la cosa da que pensar. Pero bueno, supongo que habrá que probarlo para poder hablar con más criterio, yo al menos lo haré.

    Un saludo.

    • Totalmente de acuerdo contigo S1lence :). Desde luego, como dice Iván, la sociedad no está preparada para este tipo de juegos, porque como ocurre con cualquier tema, siempre va a haber personas maduras e inmaduras a las que les pueda llegar a las manos este juego, y cierto es que lo que vemos (sobre todo los más pequeños o personas inestables) es algo que en mayor o menor medida es un ejemplo que en algunos casos se puede seguir.

      Es posible que hacer este tipo de cosas (matar de manera indiscriminada) a mucha gente no se le pase por la cabeza hasta que lo ve en algún medio, por lo que muchas veces es más seguro no dar ideas =), a parte de lo desagradable que es el juego y la frialdad que evoca.

      ¡Un saludo!

Dejar respuesta