Veinte años pasan muy rápido. Tan rápido que parece que fue ayer cuando iba a casa de uno de mis amigos del colegio a jugar por las tardes a Donkey Kong Country en su Super Nintendo. Efectivamente, Donkey Kong Country acaba de cumplir 20 años ya, y he pensado traeros otro Melodías Memorables sobre el primer título de la saga del gorila más famoso de los videojuegos. Os hablaré de mis melodías favoritas del primer y segundo juego, ya que del tercero, Donkey Kong Country 3: Dixie Kong’s Double Trouble!, poco puedo decir porque casi ni lo he jugado. Supongo que la fórmula me llamaba la atención las dos primeras veces, pero nunca me atreví con una tercera por repetitivo que apenas pude disfrutar y sólo probé de pasada. Si en el anterior Melodías Memorables éramos vigilantes nocturnos llevando justicia por las calles esta vez nos toca balancearnos de liana a liana por las junglas más divertidas de los 90 recuperando bananas y recordando alguno de sus más míticos temas de la saga de monos de Super Nintendo.

Donkey Kong Country

donkey kong 1

De villano a héroe, Donkey Kong ya era un gorila conocido en las consolas de Nintendo, pero como de verdad saltó a la fama y pasó de secundario a protagonista célebre fue con este juego, hecho por la mítica (y cuando aún era buena) Rare. Los gráficos «realistas» que mostraba y su jugabilidad divertida y simple para uno o dos jugadores con una mecánica de juego de plataformas impecable le dieron reconocimiento y prestigio a un juego muy mono (já). La música fue otro aspecto a destacar, del cual a día de hoy se siguen usando sus melodías para acompañar al personaje Donkey Kong en sus juegos y en otros títulos que co-protagoniza con otras estrellas de Nintendo.

-Empezamos con la melodía de introducción. Inevitable no hablar de su música y no mencionarla. Qué recuerdos de cuando metías el cartucho y encendías la consola…

-Inevitable no repasar la BSO de un juego sin pasar por la de su primer nivel, que es la que más veces has escuchado. Una música que empieza en el amanecer de la aventura, también amanecer en la jungla, que va subiendo de volumen y ritmo a medida que avanzamos el nivel. Esta tonadilla se ha hecho con el tiempo el tema principal del personaje, básicamente.

-Es innegable: si tu pasión es jugar a videojuegos, es natural sentir odio hacia los niveles acuáticos. Sin embargo, algo me encantaba del nivel acuático en este juego, y era su música. Es uno de los temas más relajantes y mejor compuestos que he escuchado para un videojuego. Supongo que disfrutar de su música me hacía odiar menos el nivel acuático. Una melodía preciosa, que más que transmitirte prisa como sería natural en un nivel en el que buceas (por el tema de ahogarte y el constante peligro) lo que te da es sensación de calma y tranquilidad, muy de agradecer en un tipo de nivel agobiante de por sí.

-El tema de Funky era la caña. Cuando íbamos a su cabaña nos encontrábamos con un tema muy maquinero para estar ambientado en una jungla, que le daba aire chulo al personaje y a su identificación. ¡¡¡HAAAYAAAAAAAAH!!!

-La fase de la factoría y su música repetitiva pero a la vez motivante, estábamos cerca del final y había que avanzar. La música daba aire de repetición y mecanización, ambientando perfectamente la fábrica.

-Mi tema favorito de Donkey Kong Country y de todos sus juegos, el del nivel final y el enemigo definitivo: King K. Rool, que nos esperaba en el barco pirata. Una música que capta perfectamente el ambiente pirata al principio que pasa a ser una melodía de batalla dura. Un temazo del juego y de las melodías más recordadas por mí.

Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest

La segunda parte de la saga también me encantó, incluso me gustó más que el primero. Este juego sigue los pasos del original, añadiendo a un personaje nuevo (Dixie Kong) para el segundo jugador y sustituyendo a Donkey Kong por Diddy Kong como protagonista principal. Alguien tenía que sustituirle porque había sido secuestrado y tocaba salvarle. Poco más se puede decir en un juego que calcaba todo lo exitoso del primero en aspecto y jugabilidad, pero sí hablar de alguno de sus temas musicales, que no eran tan míticos como los del primero pero sí encontrábamos alguno que destacaba por sus composición.

donkey kong 2

-Inevitable hablar de Stickerbrush Symphony, la música que ambientaba el nivel del bosque de espinas. Es la melodía más recordada del juego, y que ambienta de nuevo un nivel agobiante y claustrofóbico (esta vez rodeados de espinas en un laberinto y no bajo el agua) con música que transmite calma y serenidad. Será que en Rare eran buenos con jugar con sentimientos contradictorios para que ames algo que deberías odiar… Una maravilla de tema.

-Un gran tema para el nivel de la caverna con lava ardiente, con ritmos marcados y sonidos como hechos con un sitar para dar ambientación árabe o simular el clima caliente. Muy mítica también del juego.

-Forest Interlude, un tema precioso de esos que se te quedan en la cabeza. Quizás pega también para un juego de rol, me recuerda a melodías que ya he escuchado en otros juegos, como en algún Final Fantasy.

-Funky volvía a estar en este juego, y su tema era como su nombre: muy muy funky, tipo música de barrio de Estados Unidos de principios de los 90 que sale de una gran minicadena que lleva en el hombro algún tipo del Bronx y sus colegas del barrio.

-El nivel del panal, un sitio peligroso con una música muy chula de fondo, que nos metía prisa para acabar el nivel cuanto antes y alejarnos del maldito lugar infestado de avispas. Otra de las favoritas de los jugones.

-Una feria de fondo y vagonetas en las que subir para recorrer el nivel. Un ambiente de música disco más propia de una discoteca que para una feria y sus atracciones.

-Snakey Chantey era una especie de remix del mejor tema del primer juego, esa ambientación pirata que en vez de terminar en música de batalla como en el anterior juego era por completo una melodía alegre.

-Más canciones marineras para un juego donde los piratas eran los principales enemigos. ¡¡¡ARRRRR!!!

-Lockjaw’s Saga es uno de esos temas que ambientan tan perfectamente el nivel en el que son escuchadas que ya es inconcebible pensar en que la música no podía existir sin el nivel y viceversa. Muy representativa y mítica, la sensación de peligro y de infiltración es constante en el ambiente.

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

Dejar respuesta