Está en boca de todos: el 13 de febrero se pondrá a la venta The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D para Nintendo 3DS, un remake del clásico de Nintendo 64. Y con él vendrá una edición especial de la nueva New Nintendo 3DS XL, la cual ya hablamos aquí hace un tiempecito. Y como no puede ser de otra manera, toca Melodías Memorables del que considero que es el mejor Zelda de todos. ¡Si es que nos (me) puede el hype!

¿Por qué es mi Zelda favorito? Raro, oscuro, extraño, diferente, psicodélico y terrorífico, el Zelda menos Zelda es el que a mí más me gusta. Y obviamente lo disfruté en su día en Nintendo 64 como cualquier hijo de vecino, para posteriormente hacerlo en una compilación que lo incluía en GameCube y, con suerte, en un mes en Nintendo 3DS. Aquí os dejo las que para mí son las mejores melodías del juego, muchas de ellas magníficas composiciones musicales del artista Koji Kondo, un compositor habitual de la saga y de Nintendo, que se encuentran entre mis temas musicales favoritos de la historia de los videojuegos. Saltad conmigo por el agujero que lleva al misterioso mundo de Termina, pero no os relajéis aún:

703cb759bc9fb58fab3f3055a1447b0767649aaf

“Quedan 72 horas para salvar al mundo…”

-La canción de la pantalla de Press Start es muy buena para empezar. Es un tema relajado de la música que suena en la Ciudad Reloj, que termina siendo una melodía oscura y lúgubre que nos revela una amenaza inminente. Una metáfora de cómo el juego pasa de lo bonito y colorido a lo terrible y escalofriante…

-Otra melodía mítica de este juego, la canción de la Torre del Reloj, que no es otra cosa que una versión más calmada y extendida de la canción de ocarina que aprenderemos en el juego llamada “Canción de Curación”. Pacífica y serena a más no poder. Tras la versión de la Torre del Reloj os dejo con la versión original de la canción que se escucha en algunos momentos del juego, más bonita y emotiva.

-Ahora os dejo una canción extraña y agobiante, muy rara de escuchar en un juego de la saga Zelda, pero que a la vez deja un impacto emocional con el jugador. Esta canción suena si dejamos pasar el tiempo hasta las últimas horas del último día antes de que caiga la luna sobre Términa. Nos recuerda al inevitable paso del tiempo y de los asuntos que podíamos haber hecho antes y no dejado para el final cuando ya es demasiado tarde.

-Como no puede faltar, la inevitable música del mapa del mundo de Zelda. Esta canción es una versión con más percusión de lo habitual del tema clásico, que suena cuando estamos en el mapa principal del mundo de Términa o sus proximidades.

-La música del palacio de los Deku es una de las más recordadas del juego. Con aires de música tribal se ambienta así el palacio del centro del pantano, donde el insensato Rey Deku intenta asesinar a un pobre e inocente mono, sospechoso del rapto de su hija, la princesa.

-¿Más ganas de música tribal? La que suena en el interior del Templo del Pantano (la primera mazmorra grande) es un genial tema.

-El tema de los jefes de mitad de mazmorra (o semi jefes) es de mis temas de batalla favoritos de la saga y del juego. Ambienta perfectamente el conflicto con una criatura superior a lo habitual y anima el combate.

-Ahora toca una de las melodías más bonitas del juego, el tema de los Cuatro Gigantes de Términa, o como se la conoce, una versión de la canción de la ocarina “Oda al Orden”, que invocaba a estos cuatro seres de aspecto extraño pero de nobles intenciones. Me parece uno de los mejores temas de videojuegos de la historia por los sentimientos que despierta al jugador.

-Llegamos a uno de mis temas preferidos de este juego, la música de la Fortaleza de las Piratas. Es un tema simple, pero tan rítmico y bien llevado, que refleja la situación del momento y del lugar tan bien que asusta. Pegadizo e inolvidable, una música que no me canso de escuchar nunca.

-Seguimos con la racha de mis temas favoritos, la melodía que se escucha en el interior del imponente y siniestro Antiguo Castillo de Ikana, el castillo que está en el centro del Valle de Ikana, lugar que está completamente custodiado por los muertos y una zona totalmente yerma. El señor del castillo y sus más fieles guerreros te esperan en la cámara central, mientras vas resolviendo los puzzles de esta pequeña mazmorra con esta increíble melodía de fondo.

-Y terminamos aquí, justo cuando llegamos a mi canción favorita de The Legend of Zelda: Majora’s Mask, la música que suena en el cuarto y último gran templo del juego. Es un lugar misterioso, donde habitan los muertos y el espacio-tiempo parece haberse vuelto loco, donde arriba es luego abajo y después es luego antes. Mi templo favorito también del juego y uno de mis preferidos de la saga. Tiene dos versiones: la primera es la que suena cuando el templo está al derecho y la segunda suena con el templo del revés, siendo ésta aún más misteriosa y con toques extraños en la melodía. No existe música mejor escogida para ambientar a este lugar.

No hay comentarios

Dejar respuesta