De todos los estrenos comerciales de este año, quizás el que menos publicidad o dado que hablar antes de su estreno ha sido Mad Max: Furia en la Carretera. Esta película de la saga homónima, dirigida por el mismo director que hizo la saga (George Miller), que cambia a Mel Gibson por Tom Hardy (por razones obvias de edad) continúa la historia del personaje en una especie de “Reboot-secuela” de las tres películas anteriores: mantiene al personaje pero cambia ligeramente su historia personal, que es la que le empuja a ser quien es y ganarse el apodo “Mad” (loco), por lo que podemos ver en la película, y por lo tanto podemos decir que es una secuela de las tres pero también un reboot por el tema del trasfondo de Max. El caso es que tras el estreno las críticas han sido muy favorables y todo el mundo ha salido contento del cine, así que varios días después he decidido ver por mí mismo si de verdad la cosa era para tanto.

Para el que no conozca la saga Mad Max, trata de cómo su protagonista, Max, era un policía de carretera que vive en un mundo postapocalíptico en el que la guerra nuclear ha hecho estragos por el mundo y ha convertido la tierra en un inerte yermo, donde los dos recursos más valiosos son el agua y el combustible, y las principales motivaciones de los seres humanos se basan en dos principios: la supervivencia y la locura total, que no tienen por qué ir en ese orden ni tampoco juntas obligatoriamente. Tras varios sucesos, Max sufre un cambio tan radical en su vida que le hace volverse loco, ganarse el apodo de “Mad” y salir al páramo cambiando su título de policía por el de “El Guerrero de la Carretera” acompañado de su coche, su chupa de cuero y su escopeta recortada. Pero en el páramo, este Mad Max es precisamente el menos loco de todos sus habitantes…

mad max 2
Ya lo han dicho mil veces, pero tras ver la peli lo tengo que repetir: este personaje es EL AMO.

En Mad Max: Furia en la Carretera, Max va sobreviviendo por las áridas tierras del yermo hasta que es capturado por un grupo de fanáticos que siguen a un líder religioso que les promete la vida eterna y también controla las pocas reservas de agua potable de toda la zona, así como algunos viveros y otros recursos necesarios para la supervivencia. Mientras Max es usado como una “bolsa de sangre” viviente y  transfieren su sangre para que los guerreros de este lugar sigan luchando y muriendo como kamikazes por él, su líder manda a uno de sus mejores luchadores, una mujer llamada Imperator Furiosa, para que comercie con las ciudades vecinas y traiga munición y gasolina al lugar en un convoy armado y defendido hasta el último milímetro. Pero algo sale mal durante el transporte, y por extrañas razones, Max termina subido a uno de los vehículos de estos locos guerreros suicidas que buscan recuperar el camión y su valioso cargamento. A partir de aquí todo sucede como siempre en el mundo de Mad Max: carreras por el yermo, persecuciones en vehículos modificados para hacer todo tipo de daños y locos al volante o empuñando armas que sólo buscan destrucción y muerte, que visten, se comportan o son estrafalarios a la máxima potencia. El resto del argumento lo descubriréis vosotros viendo la película.

mad max 3
El “Tankmaro”, la fusión perfecta entre tanque y Camaro, nada mejor para explorar el yermo.

Los puntos a destacar de esta producción son varios. Para empezar, el tratamiento que ha dado el director a los personajes femeninos de su película es digno de aplauso Imperator Fruiosa (Charlize Theron) es el personaje que más protagonismo tiene de todos, incluso a pesar de que Max (Tom Hardy) es el protagonista, pero en verdad tiene muy pocas líneas de diálogo y le dejan como en un segundo plano. Las mujeres en esta película son importantes, y lejos de dejarse manejar o ser unas simples segundonas, denotan fuerza y carácter para ser una película puramente de acción, pero sin pasarse con el “marimachismo” visto en otras producciones de acción modernas (como en Los Mercenarios y secuelas) y dándoles un trasfondo lógico con motivaciones muy creíbles. Mientras veía la película no podía dejar de comparar a Imperator Furiosa con otras grandes mujeres guerreras pero también bien llevadas y tratadas del mundo del cine o los videojuegos, y Furiosa está al nivel de la teniente Ripley (sagas Alien) o de The Boss (Metal Gear Solid 3: Snake Eater). Otro apartado a destacar es el de los planos y el montaje de la película: hay escenas realmente preciosas a pesar de ver en pantalla sólo kilómetros de arena o rocas, y aunque la paleta de colores es en un 90% tonos amarillos y marrones se aprecia mucha belleza en lugares con tan poca vida. Es difícil describirlo, y no sé si era por el juego de luces, la saturación de colores o la composición de los planos, pero podía apreciar que el páramo tiene una belleza muy singular. Y hablando de montaje y escenas, las tres (o cuatro, no recuerdo ahora) escenas de acción y persecuciones son increíbles, van mejorando y son cada vez más largas, mejor coreografiadas y más espectaculares (y duras) que la anterior. Es una película de acción que va escalando en cada momento de estos, y es muy de agradecer en las dos horas y pico que dura. Ah, y la música en algunos momentos es brutal, logrando un dinamismo que va acorde a los acontecimientos que se muestran en ese momento en pantalla.

mad max 4
Max, vaciando el depósito.

También quiero señalar que la película recuerda mucho a las antiguas producciones de cine, y no solo a las de Mad Max por razones obvias, sino a las películas de los 70 y 80 por el montaje de la misma: el corte de escenas en fundidos en negro, la introducción de la película o mismamente el final con la cita escrita que termina con la obra, pero por supuesto todo adaptado al estilo de grabación de los tiempos de hoy con mucho efecto especial, alta definición y demás. El tratamiento que recibe la película en ese sentido ha sido muy cuidadoso a mi parecer, y por mí puedo decir que se puede hablar de que Mad Max: Furia en la Carretera es hoy ya un clásico moderno del cine de Ciencia Ficción y está a la par en calidad con la segunda (y mejor) película de la saga, Mad Max: El Guerrero de la Carretera.

mad max 5
Imperator Furiosa, uno de los mejores personajes femeninos de la historia del cine y lo mejor de la película.

Sin embargo, a pesar de lo dicho en el párrafo anterior, también me ha dejado con esa sensación de “sí, es un clásico y está muy bien, pero no tengo ganas de verla otra vez hasta dentro de mucho tiempo”. Y no digo que sea malo, eso significa que la película ha cumplido con las expectativas y termino contento con lo visto, pero que tampoco quiero sobresaturarme con la experiencia. También me ha parecido que se ha tratado muy poco las motivaciones del protagonista, que se resumen a escasísimos flashbacks de apenas segundos en los que nos explican, si se puede decir así, muy por encima el pasado de Max (y para los que hayan visto la trilogía clásica por eso digo que es un “reboot-secuela”). Además, han dejado a Max muy “pelado” con el guión, y ya digo que habla muy poco y las frases que dice son también muy cortas. Supongo que quieren reflejar en él la vida tan dura que ha llevado haciéndole un hombre de pocas palabras.

mad max 6
¿Hay algo más peligroso que un loco? Sí, un loco suicida, y en la película abundan.

Una buena experiencia para vivir en el cine por sus excelentes persecuciones en vehículos y sus escenas de acción, un clásico moderno de la Ciencia Ficción y la segunda mejor película de la saga, eso es Mad Max: Furia en la Carretera. Si no la has visto no te la dejes pasar, porque merece la pena verla. De momento ya se han confirmado secuelas. ¿Seguirá Imperator Furiosa en ellas? Esperemos, porque es de lo mejor de la película.

mad max 7
¿Es ésta la manera más épica de dar aprobación o la más triste? Vosotros elegís.

No hay comentarios

Dejar respuesta