playstation 2

4 de marzo del 2000, el lanzamiento en Japón de PlayStation 2, la consola más vendida de la historia y segunda en la línea sucesoria de la empresa Sony. 15 largos años (que se me han hecho cortos) han pasado desde entonces, y PlayStation 2 dejó en el recuerdo de millones de jugadores auténticos juegazos inolvidables, y otros tantos que eran basura infecta de un catálogo inmenso. En este Top 10 repaso los títulos que, a modo personal, me parecieron los más interesantes de PlayStation 2, así que no os asustéis si faltan “esa joya que era X, o el juego Y que es mítico”, ya que como todos los Tops que os traigo en esta web os hablo desde mi punto de vista. Así que enchufad la consola, meted el DVD y la Memory Card, dadle al botón de cerrar la bandeja del disco y pulsad Start.

[sociallocker]https://www.dropbox.com/s/rpxufjr08st96e5/govideojuegos.com-Top%2010%20Juegos%20de%20PlayStation%202.pdf?dl=0[/sociallocker]

10-Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo

El primero tras años de sequía en la saga, a pesar de un leve acercamiento en DreamCast con un juego bastante regular. Esta vez la mecánica de saltar trampas, explorar mazmorras y luchar con enemigos se mantenía, pero añadiendo la característica de ralentizar, parar o rebobinar el tiempo con una daga mágica. Fue un juego muy importante para la época, que dio lugar a tres secuelas más (una de ellas para la siguiente generación) y a una película de Disney que se basaba en estos juegos. Tan relevante fue que la empresa que lo hizo, Ubisoft, sacó de este juego la idea para hacer su otra saga de éxito, Assassin’s Creed (el primero iba a ser un Prince of Persia, decían).

9-Onimusha 3

Aquí ya os hablé de la saga Onimusha y de lo mucho que se echan de menos estos juegos. El tercero de esta saga para mí es el más importante, mejorando muchos puntos negativos de los anteriores y dándole “caché” con la presencia de actores en él. Además, al tener dos protagonistas, esta historia de acción y una pizca de survival horror a través del tiempo, se hacía más larga y entretenida. Su secuencia de introducción sigue siendo una maravilla, y de lejos la mejor de todo el catálogo de PlayStation 2 y una de las mejores de la historia de los videojuegos.

8-Ghosthunter

Un juego que fue hecho por los mismísimos creadores de la saga MediEvil (unos grandísimos juegos de Sony que también han sido olvidados…), una aventura de acción en tercera persona que mezclaba elementos de películas como Los Cazafantasmas (por el tema de cazar fantasmas y el humor) y añadía al juego adelantos técnicos importantes para la época, año 2003, que no sólo fueron gráficos sino jugables. Además, a pesar de sus momentos cómicos y de estar enfocado a la acción en algunos momentos daba bastante miedo. Lástima que este juego no tuviera tanto éxito, pero el día que me lo acabé pude sentir que estaba jugando algo adelantado a su tiempo. ¿Quizás fue porque era un juego bastante difícil? Un auténtico infravalorado. Sus creadores nos dejaron también en PlayStation 2 el genial Primal, pero siempre me pareció mejor y más elaborado éste.

7-Jak II: El Renegado

Naughty Dog saca obras maestras en cada consola de Sony, es indiscutible que es quizás el estudio más importante que desarrolla para esta compañía. En PlayStation 2 hicieron una divertidísima trilogía protagonizada por un chaval llamado Jak y una comadreja parlanchina llamada Daxter. Esta saga empezó siendo un juego de plataformas 3D que pasó a ser una aventura de exploración en su segunda y tercera entrega. En este caso, aunque el primero es más mítico, me quedo con el segundo por la cantidad de novedades que introdujo a la saga y la maduración de su trama. El tercero era más de lo mismo que el segundo, pero a pesar de que concluía la historia tampoco sorprendió tanto.

6-God of War 2

El techo técnico de PlayStation 2 lo tocó God of War 2 el día que salió a la venta. Esta aventura de acción con puzzles en la que manejábamos al guerrero espartano Kratos continuaba en la segunda parte con su venganza contra los dioses del Monte Olimpo con más violencia y rabia que nunca. Un juego más largo y un final que dejaba con ganas de más y preparados para un desenlace titánico (y nunca mejor dicho) hicieron de él uno de los mejores juegos de la consola. Me cuesta pensar en cómo hicieron para que PlayStation 2 fuera capaz de mover este juego tan fluidamente.

5-Kingdom Hearts 2

Cuando jugué Kingdom Hearts, el primero, no sabía nada de él (lo que es raro, porque por la época leía muchas revistas de juegos), y alquilarlo sin saber de qué iba para jugarlo y descubrir que era una historia original que mezclaba tramas y personajes de Disney y Square (por aquel entonces no era aún Square Enix) fue una de las mejores sorpresas de mi vida como jugador. Y la segunda parte, que tardó en llegar, mejoraba todo lo flojo del anterior como el sistema de batalla y la exploración, dando un guión muy complicado aún pareciendo por fuera un producto infantil, y un juego redondo en todos los aspectos, que además doblaron al castellano. Lástima de aburrido tutorial que duraba horas al principio del juego… Y aquí sigo esperando Kingdom Hearts 3.

4-Final Fantasy X

Primer Final Fantasy con voces, con mejores gráficos y un nuevo sistema de batalla por turnos variables. Contaba con una historia menos profunda y larga que los anteriores pero que era más fácil de entender y directa para el público en general. Para los puristas de la saga, no fue uno de los mejores por considerarlo fácil, “corto” y demasiado empalagoso por su historia de amor, pero sí fue uno de los lanzamientos más importantes para la consola. También tuvo el “honor” de ser el primer Final Fantasy con continuación directa, con un innecesario y demasiado femenino Final Fantasy X-2 que estropeó y cambió la mayoría de los puntos clásicos de esta saga.

3-Metal Gear Solid 3: Snake Eater

A PlayStation 2 llegó primero Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, que demostró que la consola podía trasladar la adulta historia de espionaje de Solid Snake con mejoras gráficas y hacerla más “peliculera” (y tanto, literalmente), pero la tercera parte lo superó en todos los aspectos. La historia de Metal Gear Solid 3: Snake Eater en plena guerra fría, manejando al icono de la saga Big Boss y viviendo una trama de conflictos no sólo entre países sino entre los sentimientos del personaje en una selva repleta de vida y peligros en Rusia fueron las claves del éxito. Una historia aún más elaborada, un guión a modo de precuela para conocer a personajes claves de la saga y mejoras jugables como los camuflajes, el factor de supervivencia o el sistema de curación/cirugía/alimentación fueron la clave del éxito.

2-Shadow of the Colossus

Un mundo inmenso a explorar, vacío pero a la vez lleno, carente de texto pero repleto de historia, silencioso pero a la vez plagado de melodías naturales, corto pero largo para explorar y descubrir… Y a todas estas antítesis sumadle una BSO orquestal increíble y una historia de amor digna de la mejor tragedia jamás escrita en la literatura clásica. Tú, un joven enamorado, viajas a una tierra desierta para que un antiguo espíritu devuelva la vida a tu fallecida novia, sólo acompañado por tu caballo y armado con una espada y un arco, enfrentándote con tus manos a 16 gigantescos colosos que al morir desatarán el poder para volver a los muertos a la vida. Más que un juego, una experiencia que debes vivir una vez en la vida. Secuela indirecta de otra obra maestra como es ICO y al cual habría puesto también en el top por su perfección en todo, excepto en su cortísima duración. Obviamente con Shadow of the Colossus se superaron a sí mismos, y aún a día de hoy nadie les ha llegado ni a igualar.

1-Okami

(El vídeo pertenece a la versión HD)

Imaginaos un cuadro típico del arte japonés pintado en acuarela, con motivos coloridos, llamativos y de temática sintoísta. Ahora imaginad que el cuadro se mueve, y cuenta una preciosa historia del folclore clásico japonés sobre la lucha entre el bien y el mal, los dioses y sus representaciones en la tierra entre los humanos, y todo esto con la misma jugabilidad clásica de la saga The Legend of Zelda. Esto es Okami, una maravilla que se mueve, se juega, se escucha (maravillosa OST de 5 CDs de corte clásico japonés) y sobre todo se vive y siente. Un cuadro vivo, que respira y cambia incluso por el jugador (usando un pincel mágico). Uno de los últimos juegos en llegar a PlayStation 2 durante el cambio de generación, que fue galardonado con numerosos premios (entre ellos Juego del Año) pero que pasó desapercibido porque la gente prestó más atención a las nuevas consolas que a él. La definición de suerte es haber jugado a este juego en PlayStation 2 (yo incluso lo tengo físico), pero también es suerte que se sacó una versión posterior para Wii (algo pobre pero que gracias al mando mejoraba su jugabilidad) por si alguien se lo perdió, y sobre todo una magnífica reedición HD para PlayStation 3 que también tuve el honor de completar al 100%. Lástima que el estudio que lo hizo, Clover Studio, cerrase ese mismo año, pero dejó para la historia y el mundo del videojuego una obra maestra, un clásico atemporal y un imprescindible. El que no comprenda que los videojuegos son un arte, y más tras haber visto éste, es porque está ciego.

No hay comentarios

Dejar respuesta